Locales

Socavón frente a Unión: se volverá a hacer una apertura para verificar la red y saber qué se debe reparar

Lo informaron desde Aguas Santafesinas. Aclararon que el socavón es una nueva falla, y no un inconveniente sobre los arreglos realizados semanas atrás

 

El fin de semana y durante el temporal de lluvia que afectó a la ciudad de Santa Fe, vecinos del estadio cubierto del Club Unión alertaron sobre la presencia de agua y de un nuevo hundimiento donde un mes atrás se había producido un socavón porque un conducto cloacal estaba dañado y que desde Aguas Santafesinas habían solucionado.

Finalmente y tras estudios realizados por la empresa provincial, se determinó que en la zona hay una nueva falla, pero que no está asociada al trabajo realizado y completado, por lo que se deberá hacer una apertura en busca de la solución y de los trabajos necesarios para lograrlo.

El titular de Vialidad puso en duda la continuidad de la obra pública en Santa Fe y opinó del modelo chileno

El vocero de la empresa, Germán Nessier afirmó: “Aguas estuvo realizando distintas tareas de diagnóstico en la zona de López y Planes al 3500, donde se confirmó que no existe ningún inconveniente sobre el tramo de la cañería renovada días atrás. Sí se pudo verificar una falla aguas arriba de dicho sector, más al sur y a continuación de la nueva cámara de acceso construida en el lugar. Por eso va a ser necesario realizar una apertura para poder definir la verificación de la red y las tareas de reparación de las misma”.

Respecto a la causa cabe destacar: “En este último mes se han venido registrando intensas lluvias en la región, lo que termina siendo recibido por el sistema de desagües cloacales que esta dimensionado exclusivamente para transportar líquidos cloacales. El ingreso de agua de lluvia en exceso y que no debería de suceder, ejerce presión para lo cual no está adecuado, e incrementa el riesgo de rotura de los conductos”, agregó.

Normalmente el sistema cloacal de la ciudad, sin lluvias, recibe un promedio de 3,5 millones de litros por hora, que al momento de intensas lluvias se eleva a 16 millones de litros por hora, es decir, se cuadriplica el volumen explicaron desde Assa, para poder evaluar el funcionamiento del sistema.

Por último agregó respecto al inconveniente: “Hay que sumarle la presión que provoca el aumento en las napas freáticas (son una acumulación de agua subterránea que se encuentra a una escasa profundidad del nivel del suelo), que por el nivel de los ríos afecta los conductos que están a gran profundidad, es decir mayor a cinco metros, como sucede en el casa frente al Club Atlético Unión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *