Locales

Se concretan obras viales y de iluminación que transforman Nueva Pompeya

En la intersección de French y Saavedra, barrio Nueva Pompeya, las máquinas preparan la calle mientras esperan la llegada de los camiones para concretar trabajos de ripiado sobre French, entre la avenida Facundo Zuviría y calle San Juan. En paralelo, una cuadrilla termina de colocar las nuevas luces led sobre Azcuénaga y Matheu. Mientras esto sucede, el intendente Emilio Jatón recorre el barrio y dialoga con las y los vecinos sobre las intervenciones en marcha.

“Estamos en Nueva Pompeya pero estas tareas también abarcan Pompeya Oeste, donde hace tiempo que estamos trabajando. Ahora estamos sobre una calle de penetración, que es French, pero a eso se le deben sumar luces led y una gran obra que no se ve y se relaciona con la planta de tratamientos de líquidos cloacales que estamos haciendo atrás del CIC Facundo y va a conectar todas las cloacas en este barrio”, detalló el mandatario.

De este modo, aseguró que “Nueva Pompeya va a tener muchos servicios que no tenía y nunca tuvo, hasta ahora. Nosotros dijimos que teníamos que llegar a estos barrios, lo venimos haciendo durante todo este tiempo y hoy cerramos el ciclo de lo que habíamos propuesto y conversado con los vecinos”, repasó Jatón.

Además, el intendente mencionó que “no sólo el cambio será en lo vial y el alumbrado sino que permitirá el ingreso de ambulancias y de patrulleros, así como también la circulación cada vez que llueve. Cuando escuchamos a los vecinos nos dimos cuenta de que el Estado no había estado nunca acá y ellos lo reconocen y lo dicen. Sabemos que esto les va a cambiar la vida”, finalizó.

Vale destacar que esta intervención integral forma parte de una segunda etapa. La primera comprendió calle French, entre Peñaloza y San Juan. En cuanto a iluminación, se colocaron 82 artefactos led en las columnas existentes sobre calle Azcuénaga y Matheu, desde Peñaloza hasta Facundo Zuviría y así se completa la zona con esta tecnología.

Promesas cumplidas

La vecina Nora Colnaghi vive en el barrio hace 50 años y con mucha alegría cada mañana sale a la vereda para ver las máquinas trabajar. “Nunca tuvimos una obra, nunca tuvimos una luz y cuando nos llegó esto, aplaudimos de la alegría. Ahora vemos que se completa con la mejora en la calle”.

Y en este sentido, agregó que “cada vez que llovía no podíamos ir a ningún lado porque no entraba un remis. Si estábamos enfermos tampoco entraba la ambulancia por el estado de la calles pero ahora yo le agradezco de corazón a Emilio Jatón”.

Otra de las habitantes de Pompeya es Soledad Nievas. Vive en Saavedra y French y también, con mucha emoción, observa cada día como su barrio progresa. “Está bárbaro, estamos felices de que estén trabajando. Hace 10 años que vivo en el barrio y las obras no llegaban. Pedíamos y pedíamos y nunca nos arreglaron la calle; cada vez que llovía esto era un caos total. Y con las luces también estamos felices”, manifestó la vecina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *