Locales

Las obras en barrio Los Hornos registran un avance cercano al 70%

En barrio Los Hornos, la Municipalidad lleva adelante un proyecto de integración sociourbana que ya registra un 70% de avance, para cambiar definitivamente la vida de 2.300 habitantes de esa zona de la ciudad. Así lo pudo constatar el intendente Emilio Jatón, que supervisó la obra en compañía de integrantes de su Gabinete, y de vecinos y vecinas que se sumaron a la recorrida.
Entre otras tareas, se incluye la extensión del suministro de agua potable mediante tendido y conexionado, con empalmes a cañerías existentes, colocación de válvulas y ejecución de nichos hidrantes; extensión del sistema de desagües cloacales, tendido, conexiones y colocación de accesorios para las correspondientes cañerías, teniendo en cuenta la construcción y puesta en servicio de las bocas de registro y las conexiones domiciliarias a la red; instalación de columnas metálicas para alumbrado público con tecnología led; y mejoras en la red vial, con apertura de caja, nivelación y compactación para el pavimento.
Jatón recordó que el proceso lleva dos años de trabajo “no sólo en la zona de obras y hablando con la gente, sino también diseñando el proyecto y buscando la financiación en organismos internacionales y nacionales”. Y se mostró orgulloso de los resultados que ya están a la vista: “Estamos pisando asfalto, hay cloacas y habrá luces y agua potable; van a tener ciudadanía, van a tener dignidad”, afirmó el mandatario, en el marco de un despliegue sin precedentes en la historia de esa barriada.
Por lo expuesto, el intendente afirmó que “cuando venimos a este lugar disfrutamos mucho el contacto con la gente y el reconocimiento”, en un lugar en el cual, por mencionar un dato, la empresa a cargo de los trabajos debió bajar 5 metros el nivel del suelo para encontrar firmeza. “Esto habla de la historia del barrio y de cómo va cambiando”, aseguró.
“¿Falta? Sí, claro que falta y mucho, no solamente en este barrio sino en otros. Pero vinimos a hacer lo que prometimos: mejorar la calidad de vida de los vecinos y las vecinas”, insistió.
Próximas etapas
La directora de Santa Fe Hábitat, Paola Pallero, recordó que la inversión para el plan integral de barrio Los Hornos alcanza los 730 millones de pesos y está cambiando la vida de más de 2.300 vecinos y vecinas. Según expresó “es un barrio ubicado en el centro geográfico de la ciudad y abandonado por más de 40 años así que hoy para nosotros es un orgullo estar en un 67% de avance de obra en general”.
“Ya estamos caminando las calles principales sobre pavimento, también las cloacas y el agua están en 80% de avance de obra, ya conectadas y en funcionamiento la mayoría, y hoy avanzamos sobre el último rubro que es la iluminación led, así que realmente vemos cómo se transforma la vida de cada uno de los vecinos”, resumió, al tiempo que mencionó los ítems que aún restan abordar, entre ellos, la recuperación de espacios públicos para el disfrute de los habitantes: “el equipamiento de espacios públicos abiertos y cerrados, una plaza, una Estación Municipal, un polideportivo y algo histórico, como la eliminación del basural que está en Gorostiaga hace más de 40 años”.
Haciendo historia
Los vecinos coinciden en que nunca esperaban un cambio tan grande. Andrea Cuevas, residente en la zona y trabajadora del movimiento Los Sin Techo, asegura que “esto es una locura, estamos haciendo historia”. Según comenta, “las mejoras siempre llegaban muy de a poco, muy lentas: viene un cordón cuneta, a lo lejos un foco… pero esto es todo junto: es cloacas, es iluminación, es asfalto, es vereda, es un cambio de vida”.
“Se está haciendo historia en un barrio de hornos, de toda una vida de cavas”, cuenta, y recuerda con mucho pesar que “en los 30 años que vivo acá me cansé de sacar agua de adentro de mi casa, pero ahora no me voy a inundar más; todas las familias que vienen y los niños que vienen no se van a inundar más”.
A ello se suma otra solución al “eterno problema del agua. Estábamos todos conectados a una misma manguerita, gritándole al vecino que cierre para poder sacar agua para cocinar. Fue muy feo lo que vivimos, pero ya es pasado, ya estamos haciendo un cambio de vida para toda la sociedad de este barrio, que había quedado postergado tantos años”.
Andrea no se cansa de repetirlo: “Estamos haciendo historia”.
Por otra parte, afirma que las mejoras son parte “de un trabajo colectivo entre las organizaciones y una municipalidad dispuesta”. Y especifica que entre los pedidos hechos al intendente al comienzo de los estudios que permitieron avanzar en los trabajos “no hubo egoísmos. Yo no estoy esperando que me pongan el foco en la puerta de mi casa. Yo quiero que se ponga en el barrio para todos. Y si no se me pone a mí donde yo vivo, pero se pone en un lugar estratégico que nos sirva a todos, me parece perfecto, lo voy a aplaudir, lo voy a apoyar y lo voy a acompañar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *