Locales

La Ranita: un ejemplo de urbanización e integración barrial

La intersección de las calles Larrechea y Chubut marca con precisión cómo está cambiando el barrio La Ranita, gracias al Plan Integrar. De un lado, calles de tierra ajada que hacen muy difícil la circulación vehicular; del otro, una capa de relleno de densidad controlada (RDC), pavimento articulado y cordón cuneta que avanzan a paso firme.
“Este es un barrio que se está transformando completamente; lo dicen los vecinos cuando cuentan que, una vez concluidas las obras, sus hijos podrán ir a la escuela sin pisar barro”, afirmó el secretario general municipal, Mariano Granato, luego de recorrer las obras viales que se realizan en el marco del proyecto de infraestructura y saneamiento programado para el noroeste de la capital provincial.
El funcionario aseguró que se lleva adelante “una transformación profunda en cuanto a infraestructura, que mejorará la vida de los habitantes del barrio”. Ese cambio ya comienza a observarse: “Hay muchos vecinos y vecinas comprometidos, cuidando la obra, valorando la intervención del Estado. Cuando el Estado está presente cambia la realidad de la gente y esos es lo que buscamos con el Plan Integrar”, añadió el funcionario.
Los trabajos, enmarcados en esa iniciativa municipal, mejorarán sensiblemente la calidad de vida de 2300 familias de los barrios Yapeyú, San Agustín, La Ranita y Loyola Norte. Contemplan la provisión de agua potable, cloacas, desagües domiciliarios y pluviales, alumbrado público, red vial y puesta en valor del bulevar 12 de Octubre. El proyecto cuenta con financiación del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF).
Paralelamente, las transformaciones barriales se llevan adelante en otros sectores de la ciudad como en Los Hornos, 29 de Abril, Varadero Sarsotti y barrió Transporte, entre otros.
Según añadió Granato, “la Municipalidad busca financiamiento para avanzar en otros proyectos que intentan zanjar esas inequidades históricas registradas en Santa Fe. En una ciudad desigual no se puede desarrollar una sociedad como la que todos queremos vivir. Y mejorar los barrios significa mejorar las ciudades: ese es el espíritu del intendente Emilio Jatón y es lo que explica la cantidad de inversiones públicas y gestiones que hicimos en este tiempo para mejorar las condiciones de vida de los vecinos en los barrios”, concluyó.
En detalle
Las provisiones de agua potable a viviendas localizadas en La Ranita y Loyola Norte registran un avance del 48%. A la vez, está próxima a completarse la expansión del acueducto Santa Marta, una obra estratégica que garantizará el suministro a dichos barrios y, más adelante, permitirá realizar conexiones complementarias para mejorar el abastecimiento de otras zonas. Con una extensión de 2.367 metros, consiste en el tendido de una cañería desde Camino Viejo (calle Menchaca) hasta la intersección de las calles Hugo Wast y Reinares.
En cuanto a la red vial, comenzaron los trabajos en calle Chubut, desde 12 de Octubre hasta Larrechea, y continúan por Larrechea hacia el norte. Las tareas incluyen la construcción de cordón cuneta y mejorado o pavimento, según el caso. Cabe mencionar que las obras proyectadas sobre las calles Chubut, Larrechea y Fray Santa María de Oro facilitarán el ingreso del transporte público y el servicio de recolección de residuos.
Por otra parte, las tareas de desagües pluviales ya avanzaron sobre el primer tramo de sección rectangular, que recorre la calle Ulrico Schmidl hasta desembocar en el reservorio ubicado detrás de Schmidl y diagonal Obligado. Además, en paralelo, se colocan cañerías de desagües pluviales de sección circular.
En lo que refiere a desagües domiciliarios, pronto se iniciarán las tareas de saneamiento de viviendas frentistas a la obra vial en La Ranita. El objetivo es evitar el vuelco de aguas grises hacia el nuevo sistema pluvial. Para realizar estos trabajos se llevó a cabo un relevamiento intra-lote de las viviendas y se ejecutarán las conexiones cloacales necesarias de acuerdo a cada caso.
Además, las tareas de alumbrado van a completar el tendido público de los barrios Loyola Norte y La Ranita con luminarias led y se van a ejecutar en los últimos tres meses de obra.
Del mismo modo, la remodelación integral del bulevar 12 de Octubre tiene un avance del 88%. Se encuentran prácticamente terminadas las obras en ambas veredas y en el cantero central: se colocaron nuevas luminarias led, se recuperaron las existentes y se instaló el mobiliario urbano, que incluye bancos y cestos de residuos. Actualmente, se ejecuta un nuevo cableado eléctrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *