Locales

La Afip denunció por evasión fiscal a Rappi, PedidosYa, Grimoldi y Remax

El organismo detectó la falta de registración de empleados, relaciones laborales encubiertas bajo el régimen de monotributo y subregistración de jornada o salario.

La Administración Federal de Ingresos Públicos realizó en el mes de octubre 50 denuncias penales contra grandes contribuyentes que no depositaron los aportes retenidos a sus empleados, y que evadieron el pago de aportes y contribuciones de la seguridad social.

“Hemos hecho un gran trabajo de investigación y fiscalización para poder denunciar a quienes evadieron el pago de aportes y contribuciones. Esto impacta de forma directa en las condiciones laborales de los trabajadores, nuestra intención es siempre proteger los derechos de los trabajadores”, aseguró el titular de la Afip, Carlos Castagneto.

La cadena porteña de pizzerías Kentucky, las apps de delivery Rappi y PedidosYa, la fabricante y cadena de zapaterías Grimoldi y la red de inmobiliarias Remax figuran entre las denunciadas, según reveló el DiarioAR.

“Se trata de casos en los que se pudo comprobar que la evasión se presentaba en la falta registración de empleados, relaciones laborales encubiertas bajo el régimen de monotributo y subregistración de jornada o salario”, informó la Afip.

“En el último mes, y en función del trabajo realizado por las áreas de investigación y fiscalización pudieron determinarse deudas por $7.500 millones a plataformas digitales correspondientes a la actividad de deliverys; $80 millones a una gran cadena de gimnasios y más de $40 millones correspondientes a una empresa del rubro calzado”, describió la Afip sin dar nombres, dado que están protegidos por el secreto fiscal.

“Asimismo, se intimó a un importante frigorífico de la zona norte del Gran Buenos Aires por una determinación de $700 millones por deudas de aportes y contribuciones, además de la detección de una falta de registración laboral de trabajadores, la sobrefacturación de servicios de faena a través de empresas que carecen de la condición económica necesaria, utilizando a estas empresas de servicios como pantalla para generar facturas por estos supuestos servicios, permitiéndole al frigorífico generar créditos fiscales ficticios”, agregó la agencia que dirige Castagneto. Fuentes vinculadas a las causas comentaron que se trata de una empresa radicada en la localidad bonaerense de Pilar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *