Locales

Jatón supervisó las mejoras integrales que conectarán los barrios Peñaloza Norte y Altos de Noguera

El intendente Emilio Jatón junto a integrantes de su gabinete, vecinos y vecinas recorrieron las obras que la Municipalidad realiza en el norte de la ciudad, en los barrios Peñaloza Norte y Altos de Noguera. La actividad comenzó en la intersección de Aguado y callejón Roca, donde ya se pueden observar las columnas con nuevas luminarias led. Los trabajos cuentan con un 35% de avance.
En la oportunidad, el mandatario destacó la importancia de garantizar la continuidad de las obras, a pesar de la situación económica adversa actual: “Las obras van bien; en tiempos de incertidumbre se va ajustando todos los días, estamos en un porcentaje de avance de entre el 30 y el 40 por ciento y faltan algunos meses de trabajo todavía”, describió. En particular describió a Aguado como “una calle de mucho tránsito, por la que sale y entra mucha gente a diario, y mejorar su estado era una solicitud de los vecinos de hace muchísimos años”.
En ese sentido, Jatón señaló que esa arteria “es muy importante porque conecta con la escuela del barrio y con gran parte de la ciudad. Lo que venimos a hacer hoy es a monitorear todo y a constatar que se cumplen los plazos establecidos”, dijo.
Con respecto a la financiación de la obra, el intendente indicó que “proviene de fondos nacionales, pero con un aporte importante de la Municipalidad”, atendiendo a la importancia de las tareas para todos los habitantes de la zona. Respecto de las tareas de iluminación “ya estamos poniendo las columnas, después vendrán los aparatos eléctricos junto con el arbolado y los desagües pluviales. Actualmente, estamos con la obra de asfalto que es muy necesario para este lugar donde también transita el colectivo”, concluyó.
Obras que protegen del agua
En esa zona de la ciudad, los asentamientos surgieron ante la necesidad de radicar nuevas viviendas y, en muchos casos, con falta de planificación. Por tal motivo, una de las obras fundamentales que se realizarán son los desagües pluviales, inexistentes hasta el momento: “Estamos por iniciar la construcción de los desagües pluviales, de casi 500 metros con sentido este, ya que estamos dentro de lo que denominamos Cuenca Roca”, explicó la secretaria de Infraestructura y Gestión Hídrica municipal, Silvina Serra. “Luego vendrán las veredas, las esquinas y la accesibilidad”, agregó.
La funcionaria destacó que también se colocarán 20 columnas nuevas de iluminación y se instalará señalización horizontal y vertical, junto con tres garitas nuevas “para que los vecinos puedan esperar tranquilos el colectivo, a resguardo”, mencionó.
“Es un lugar donde los vecinos solicitan desde hace años la presencia del Estado y estas obras, que llevaron mucho tiempo de gestión ante Nación para solicitar fondos, ya están en marcha”, expresó la secretaria. Finalmente, adelantó que las tareas se extenderán por tres meses más.
Dignidad para todos
Fanny Irigoyen es una de las vecinas que valora las obras que se hacen, porque recuerda lo vivido hasta hoy: “Esto es fabuloso. Hace 22 años que yo vivo acá, pero hay gente que nació acá y hoy tiene 60 años, para la cual toda su vida, su patio fue el barro. Y tantos políticos han pasado que esto que está haciendo Emilio Jatón realmente, es único”, aseguró emocionada.
En ese sentido, la vecina repasó que “Emilio Jatón vino durante la inundación y vió cómo vivíamos. Y hoy viene como intendente y está haciendo el asfalto que que es fundamental para la gente, para nuestros nietos, para nuestros hijos, para nuestros bisnietos”.
“Acá tenemos un montón de chicos estudiantes y estas obras les van a permitir seguir yendo en forma digna la escuela. Yo creo que lo que está haciendo Emilio es dignidad para todos”, afirmó. Al respecto remarcó la importancia de “escuchar a los vecinos”, durante las reuniones que se organizan con el personal municipal, pero también en estas recorridas de obra “porque los vecinos sabemos mejor que nadie lo que hay que hacer”.
“Antes teníamos que salir en una chata” para poder atravesar la zona de agua y barrio. “¿Sabes lo denigrante que es? Yo no quería ni siquiera que venga mi nieta porque no teníamos ni luz, pero ahora le digo que venga a mi casa porque parece que es de día con estas luces”, concluyó la vecina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *