Locales

El robo al supermercado alertó a los comerciantes de Av. López y Planes y muchos cerraron sus puertas

Por temor a sufrir un robo similar al que padeció el supermercado Kilbel, comerciantes de la zona optaron por bajar sus persianas o “atender con las puertas cerradas”.

 

Tras el ataque y robo al supermercado El Kilbel en barrio Barranquitas, la gran mayoría de los comerciantes de la zona optaron por bajar sus persianas o comenzaron a “atender con las puertas cerradas”.

El violento episodio alertó a los propietarios de los comercios del lugar, quienes días antes decidieron armar un grupo de whatsapp para estar informados de posibles robos, a partir de los episodios que se presentaron, mayoritariamente, en Buenos Aires.

Tras conocerse el hecho, muchos optaron por cerrar. Incluso lo hicieron supermercados ubicados a siete cuadras de donde ocurrió el ataque y robo.

 

“Buenas tardes colegas. Recién vinieron a saquear el Kilbel, entraron con antorchas prendidas fuegos, todos chicos jovencitos; un grupo de 20. Yo cerré. Los que estén cerca tengan cuidados, estén atentos, no estén con la puerta abierta”, alertó una comerciante a través de un mensaje que le envió a sus colegas.

Este jueves, cerca de las 17, un grupo de 20 personas irrumpió por la fuerza, a los gritos y con bengalas prendidas, en una sucursal del supermercado Kilbel de avenida López y Planes al 4.300, a 300 metros de la nueva comisaría 6ta en el ingreso a Santa Fe por autopista.

En minutos, los delincuentes salieron corriendo hacia distintas direcciones con bolsas de mercadería y con carritos de supermercados. Rápidamente la Policía llego al lugar y detuvo al menos seis personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *