Nacionales

El nuevo avión presidencial llegó al país envuelto en críticas por su aterrizaje

El nuevo avión presidencial llegó esta tarde mientras Cristina Kirchner encabezaba el acto en Plaza de Mayo. Se trata del Boeing 757-200, pintado con la bandera argentina, que reemplazará al Tango 01. Horas más tarde circuló un video que muestra una maniobra polémica que utilizó el piloto para aterrizar. Los expertos aseguran que fue “innecesaria” la forma utilizada para llegar a Aeroparque.

“El avión puede hacer la maniobra. Ahora, ¿es necesario? Si no hay nada coordinado o alguien no le pidió que lo haga, desde mi punto de vista, es bastante ilógico. Es un avión nuevo, los pilotos vienen recién habilitados en el avión. Era sólo un traslado de avión”, expresó Carlos Rinzelli, piloto y consultor aeronáutico, quien además advirtió que las condiciones meteorológicas no eran las ideales.

“Mientras vos Kumpa cagás en un balde, tu aero kumpa se quema miles de dólares en una maniobra totalmente innecesaria. En un país civilizado, la llegada de un avión presidencial implica total diplomacia, pero en Argentina pasa a ser un desfile de carnaval”, agregó otro piloto de avión en su cuenta de Twitter.

Diego Dominelli, periodista especializado en aviación, le bajó el tono a la discusión. Según explicó, el nuevo avión presidencial realizó dos maniobras: el “vuelo rasante” (que suele realizarse en aeropuertos o sobre el río) y el aterrizaje. Se trata de una práctica habitual en la industria para celebrar el retiro de un piloto o la incorporación de un aeronave a la flota, en este caso a la presidencial.

“No hay nada de polémico ni descabellado. Tampoco hay peligro porque es una maniobra autorizada previamente por el tránsito aéreo”, agregó el director de aviacionenargentina.com.ar.

Al respecto, a través de un comunicado difundido, los comandantes Juan Pablo Pinto y Leonardo Luis Barone, a cargo del vuelo que trajo a la Argentina el nuevo avión presidencial, informaron: “En vuelo de Traslado de la Aeronave Matrícula ARG-01 desde EEUU a la República Argentina, previo al aterrizaje se solicita Permiso al Control de Aeroparque Torre, el sobrevuelo por el Eje de Pista como recepción de la Aeronave Incorporada a la Flota Aérea”. En ese sentido, agregaron: “Tal pasaje fue autorizado por el control siendo esto uso y costumbre toda vez que se incorpora una Aeronave o cuando se Retira un Comandante. Estos pasajes son autorizados realizándose por el eje de pista, sin sobrevolar obstáculos”.

Tras la llegada de la aeronave, el Gobierno nacional comenzará el proceso final para que el nuevo ARG01 reemplace al ya fuera de servicio Tango 01, la aeronave que fue adquirida por el ex presidente Carlos Menem durante su gestión en los 90 y que no vuela desde hace varios años.

La nueva aeronave insignia de la flota presidencial es un Boeing 757-2000 que demandó una inversión cercana a los USD 25 millones y tiene capacidad para transportar 39 pasajeros. Cuenta con una suite principal con todas las comodidades, y otros dos dormitorios de visitas que se pueden adaptar como salas de reuniones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *