Javier Maroni, director del Hospital Evita de Lanús, donde murió Morena Domínguez, de 11 años, confirmó que la menor llegó en estado crítico, con numerosas heridas, y que su deceso fue “resultado de un grave traumatismo craneoencefálico“.

 

Llegó en condiciones críticas a las 8.30 a nuestro hospital provincial, derivada a través del SAME (Sistema de Atención Médica de Emergencias), y a partir de eso se generó una reanimación cardiopulmonar avanzada, teniendo buena respuesta en los primeros minutos”, expresó en declaraciones a los medios desde la puerta del hospital.

“Eso nos permitió llevarla a la terapia intensiva pediátrica con la que también contamos aquí en nuestro hospital y a las 9.30 finalmente fallece“, agregó sobre la menor que sufrió un violento robo cuando caminaba hacia la Escuela Almafuerte N° 60.

Señaló también que Morena contaba “con muchas heridas”, y que “ella llegó inconsciente con un mínimo latido cardíaco producto de la reanimación que se le venía haciendo en la ambulancia y en la escuela. Tenemos entendido que ahí había dos enfermeras, que eran mamás de otros alumnos, quienes habían iniciado la reanimación“, detalló.

Por último, indicó que el cuerpo de la niña fue trasladado a la morgue judicial para la realización de la autopsia correspondiente y que la familia de Morena “fue contenida rápidamente por un equipo de psicólogos y trabajadores sociales”.