Santa Fe

Boom por la ciudadanía italiana: unos 500 santafesinos viajan por mes a Italia a realizar los trámites

La cantidad se incrementó notablemente respecto a la prepandemia. El Consulado de Rosario no da abasto por la cantidad de solicitudes, y muchos santafesinos optan por viajar directamente a Italia.

Cada vez son más los descendientes de italianos que deciden tramitar su ciudadanía para obtener la doble nacionalidad. Desde que el Consulado General de Italia en Rosario habilitó los pedidos de turno por forma digital, en febrero de este año, los pedidos no paran de crecer. Se estima que actualmente hay aproximadamente 50.000 personas solicitando cupos para presentar la carpeta con documentación, y cada carpeta tiene entre tres y 15 personas.

Por la gran demanda se registran importantes demoras en la concreción del trámite. El Consulado tiene hoy alrededor de 10.000 carpetas en trámite, y recién están llamando a personas que solicitaron el turno en el 2015. Es por eso que hay personas que optan por otras maneras de obtener la doble ciudadanía, como son la vía judicial o realizar el trámite directamente en Italia.

Son aproximadamente 500 santafesinos por mes los que emprenden viaje a la tierra de sus antepasados para obtener la nacionalidad. Este número se desprende de la cantidad de Posta Elettronica Certificata (PEC) que recibe el Consulado General de Italia en Rosario, lo cuál consiste en una comunicación por parte de una comuna italiana que notifica el ingreso de un trámite de ciudadanía. Quienes eligen esta vía deben radicarse entre tres y seis meses en Italia para lograr la nacionalidad.

El asesor del Comites (Comité de Italianos en el Exterior) Manolo Contini explicó a UNO Santa Fe que los santafesinos que viajan a Italia “no necesariamente se quedan a vivir afuera, a veces van a tramitar la nacionalidad, se quedan los tres o cuatro meses que tarda el trámite y se vuelven”. De igual manera, desde su experiencia personal, el asesor apuntó que “es impresionante el número de conocidos que viajan para ya radicarse allá”.

Contini apuntó que la cantidad de santafesinos que viajan a Italia para tramitar a ciudadanía aumentó exponencialmente, asegurando que “eran 200 por año antes de la pandemia, pero ahora se procesan 500 por mes”.

Con respecto a la alternativa judicial, si bien puede resultar más rápida que esperar el turno en el Consulado, se trata de un juicio al Estado que puede salir o no favorable.

Cabe aclarar que el Consulado ubicado en Rosario tiene un amplio rango de cobertura, ya que abarca no solo la provincia de Santa Fe, sino también Entre Ríos, Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes y el norte de Buenos Aires. Este es otro de los motivos por los cuáles se ha gestado el cuello de botella que ralentiza el avance de los trámites.

Consultas

Algunos mitos sobre cómo obtener la ciudadanía italiana son descartados por las decenas de páginas de argento-italianos que ofrecen asesoramiento para quienes desean iniciar los trámites.

Uno de ellos es que la doble nacionalidad debe pedirse en la comuna originaria del familiar italiano. Esto no es así, sino que se puede tramitar en cualquier comuna del país.

Por otro lado hay una consulta frecuente respecto a si la antepasada italiana es mujer. El trámite puede realizarse de igual manera, pero si hay una mujer en la línea de descendencia -sea italiana o no-, se debe observar en qué año nació su hijo o hija. Si lo hizo antes de 1948, el trámite se tendrá que llevar a cabo por vía judicial. Si es posterior a esta fecha, se hará por la vía administrativa.

Y por último, y quizás el dato más importante: la ciudadanía italiana no tiene límite generacional. Esto significa que el antepasado puede ser padre, abuelo, bisabuelo, tatarabuelo, etcétera.

 fuente uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *