Sin Titulo

Barrio Roma: intentó robar una bici y los vecinos le dieron una paliza

La normalidad de barrio Roma se vio sacudida este martes por la noche. Una mujer fue sorprendida por un delincuente cuando volvía de trabajar en bicicleta

 

Norma Beatriz, una vecina de barrio Roma, fue la nueva víctima de inseguridad este martes por la noche. Según detalló en diálogo con el móvil de UNO 106.3, la mujer volvía del trabajo en bicicleta cuando un delincuente intentó robársela. Con su termo, logró defenderse y junto a los vecinos golpearon y retuvieron al hombre hasta que llegó la Policía.

El hecho se produjo cuando le vecina iba circulando por Roque Sáenz Peña al 3000: “Salí del trabajo, de Dr. Zavalla y Crespo, venía para mi casa y no sé de dónde salió un tipo, me saltó. Antes de que me tire de la bicicleta me tiré yo, empezamos a forcejear y cuando me di cuenta que no tenía nada le empecé a pegar con el termo y a gritar. La gente que se involucró, salió, me ayudó. No quería largarme la bicicleta. Me quería pegar también, pero con una mano tenía la bicicleta y con la otra le pegaba. Le partí el termo en la cabeza. Mi termo es lo único que llevo, ni teléfono llevo, por miedo al robo”.

“No vayas, es lejos, a lo mejor te tienden una emboscada”: la advertencia de la mamá del joven asesinado en Bº Roma

Norma destacó la ayuda de los vecinos que salieron, además que comenzó a sonar la alarma comunitaria ante el intento de robo: “Los vecinos lo agarraron, salí corriendo y me agarró como una especie de locura. Le pegué tanto, tanto”.

 

“La Policía demoró bastante y todos los vecinos le pegaron porque están cansados”, añadió. Señaló que el delincuente tenía aproximadamente 30 años. Y reflexionó: “Pienso que esta gente que roba es la que hace daño y necesita ayuda con la droga, te das cuenta por cómo estaba. Después de que todos le pegamos me dio lástima. Te llevan todo, por $2 te roban la bicicleta que a uno le cuesta un montón. Ya estamos cansados”.

Beatriz, expresó: “Agradezco a la gente que se involucró, que no me dejó sola, que salió. Las mujeres somos como el punto ahora, entonces le pedí, le dije «a la mujer la vas a empezar a respetar». Ahora me duele todo el cuerpo, le pegué tanto que duele la mano, la rodilla, todo. Fueron de los mismos nervios del momento, la bronca, la impotencia, que no puedas salir de trabajar, que te tengan que pasar a buscar para que puedas llegar a casa bien”.

fuente uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *